Back to Curso

2º Formación en Terapia Gestalt. Recursos

0% Complete
0/0 Steps
  1. BIENVENIDOS A ESTE CURSO

    MANUAL DEL ALUMNADO 2º VALENCIA
    3 Temas
  2. TALLERES TEÓRICOS
    LA ENTREVISTA INICIAL EN PSICOTERAPIA
    19 Temas
  3. TEST DE PSICODIAGNÓSTICO GESTALT H. SALAMA
    11 Temas
  4. FACILITACIÓN DE GRUPOS
    10 Temas
  5. FENOMENOLOGÍA Y ESCUCHA
    7 Temas
  6. LA TEORÍA DEL SELF (I)
    13 Temas
  7. CONCIENCIA CORPORAL (II)
    9 Temas
  8. TRABAJO CON FAMILIAS
    9 Temas
  9. TRABAJO CON PAREJAS
    15 Temas
  10. GESTALT PARA NIÑ@S Y ADOLESCENTES
    10 Temas
  11. LA PSICOPATOLOGÍA DESDE LA TERAPIA GESTALT (I)
    9 Temas
  12. SUEÑOS, DUELOS Y FANTASÍAS (I)
    11 Temas
  13. TÉCNICAS EN TERAPIA GESTALT: PSICODRAMA FENOMENOLÓGICO
    13 Temas
  14. TÉCNICAS EN TERAPIA GESTALT: PROYECCIONES GRÁFICAS
    12 Temas
  15. SUEÑOS, DUELOS Y FANTASÍAS (II)
    10 Temas
Lección Progress
0% Complete

Creo que es elemental para cualquier aportación en la psicoterapia que esté fundada en bases sólidas, por lo menos en argumentos factibles y discutibles.

La Terapia Gestalt necesita, como cualquier orientación terapéutica, de esa fundamentación teórica. A menudo en nuestro caso, se ha intentado obviar esta necesidad, con argumentos que no justifican esa carencia fundamental. Además, esto ha resultado en que los propios terapeutas gestálticos se han lanzado a la búsqueda de otros referentes teóricos, que a menudo no eran compatibles con la posición básica de esta orientación, creándoles a ellos y a sus pacientes confusiones innecesarias.

Algunos críticos de la Terapia Gestalt han utilizado, a menudo con razón (hemos de reconocer que se lo hemos puesto fácil), el argumento de que ésta no tiene teoría. Y esto ha conseguido, por lo menos entre los estudiantes de las facultades de psicología, producir un cierto desprestigio de este abordaje terapéutico, ignorando (intencionadamente o no) que sí tiene teoría y desconociendo el esfuerzo que ha sido y sigue siendo dedicar tiempo a pensar y generar debates que enriquezcan nuestro trabajo y generen aportaciones al mundo de la terapia. 

Vivimos tiempos en los que profundizar en un estudio está pasado de moda, existe un culto a la inmediatez y a resaltar lo práctico, lo que puede usarse, sin necesidad de reflexión o estudio. En este contexto, impulsar esa reflexión, ese estudio profundo parece destinado al olvido, pero es importante mantener este trabajo contracorriente. Como también es contracorriente ver el aspecto madurativo de la terapia, lo existencial, que se sale de la misma inmediatez y practicidad cultural aplicada a nuestro campo. Creo que ambos aspectos, el estudio y la posición existencial del terapeuta (y de la terapia misma) están íntimamente unidos.

Incluir un poco de teoría en la práctica y un poco de práctica en la teoría, es una de las cuestiones que caracteriza a la Terapia Gestalt. Es una invitación al crecimiento, como muchos de sus planteamientos desde su origen histórico. La propia formación para usar la Terapia Gestalt también lo es. Por eso creo que es importante para el estudiante incluirla entre sus elementos fundamentales. Crecemos como terapeutas cuando tenemos la posibilidad de aprender, no solo de aprender a hacer, sino el por qué se hacen las cosas, hacia donde se dirigen, qué potenciales ponen de relieve o son capaces de evocar.